Minando que es gerundio. Parte 4/4

Si, llevo ya unos cuantos días sin publicar ningún nuevo artículo en GLIDER.es. Desde el último artículo que publiqué, en el que os contaba como implementar un minero de criptomonedas en una página web (y que no os pillen) no he vuelto a publicar nada mas. Las malas lenguas ya estaban diciendo que había obtenido miles de Euros con el minero web de Monero, y que me había retirado a las paradisíacas islas bañadas por las cálidas y cristalinas aguas del océano Atlántico, si, a las islas Cíes. Pero no, de momento lo obtenido con la minería web no me da para tanto. En este último artículo de la saga “Minando que es gerundio” os contaré los beneficios reales que he obtenido, para que podáis comprobar desde un punto de vista totalmente objetivo y riguroso cuan sencillo, o no, es obtener ingentes cantidades de dinero con esta nueva moda de la minería.

 

Fig.1 Paradisíacas islas Cíes

 

Hace poco mas de un mes, el 17 de diciembre de 2017, cree una cuenta en la plataforma CoinHive, para obtener mi primer minero web de criptomonedas, en este caso se trata de Monero, una moneda, que como ya expliqué, está especialmente diseñada para ser minada a través de CPU de ordenadores normales y no a través de chips tipo ASIC como es el caso de los BitCoin.

 


Fig.2 Plataforma CoinHive

 

Una vez cree mi cuenta en CoinHive, el siguiente paso fue obtener el minero, o lo que es lo mismo, el código JS (JavaScript) que me va a permitir “tomar el control” de los ordenadores que visiten una página web concreta, en este caso, de un apartado de GLIDER.es para que los visitantes minen para mi. Este código se puede decir que se divide en dos partes, o al menos, yo lo implementé así.

La primera parte, sería el código fuente del minero en si, en este caso el código lo proporciona directamente CoinHive, así que yo no me tengo que romper la cabeza en desarrollarlo, simplemente lo invoco desde un Script y listo. El código que actualmente está usando CoinHive para sus mineros lo podéis encontrar en este enlace: https://coinhive.com/lib/coinhive.min.js

 


Fig.3 Codigo JS CoinHive

 


Como podéis comprobar el código no tiene ningún tipo de “encondeado”, así que su detección por sistemas de análisis de código malicioso resulta cuanto menos sencilla. Si que es cierto, que en las últimas semanas, he encontrado varias páginas web, que se dedican a inyectar mineros de este tipo en diversas páginas web sin avisar a los usuarios, y ademas “encodean” el código JS para que no sea fácilmente detectable, pero como ya dije en otros artículos, eso es otra historia. Lo que si es cierto, que para poder tener operativo mi minero, no tengo que usar obligatoriamente el código alojado en los servidores de CoinHive, perfectamente me puedo “descargar” ese JS, realizar las modificaciones que considere oportunas y subirlo a mis propios servidores, pero cierto es, que como mi fin no era obtener dinero, si no que era simplemente aprender como funcionan estos sistemas, no tuve que manipular el minero. Hasta aquí la primera parte del código JS del minero.

 

Fig.4 Script del minero para GLIDER.es

 

La segunda parte del código que nos permitirá embeber un minero en la página web que queremos (y tengamos permiso para ello) es una simple Script que insertaremos en el propio código fuente de la web, aunque CoinHive también nos proporciona este Script, en mi caso, si que escribí un código nuevo para adaptarlos a las necesidades de GLIDER.es. El que proporciona CoinHive sirve para ejecutarlo de forma oculta, es decir, sin que los usuarios no vean nada raro, lo que yo buscaba, es que no solo los usuarios vieran que se estaba ejecutando un minero, si no que también vieran los Hashes/segundo que eran capaces de generar con sus equipos. Como podéis ver el funcionamiento es muy sencillo:

En la primera linea declaro la clave publica del minero, en mi caso: “cMY2bGqIE1FYQoZBnD8UcUlb8J3hLk0N” (no confundir con la clave pública del monedero), está clave es la que me identifica de forma inequívoca dentro de los sistemas de CoinHive, sería como mi DNI en CoinHive, con todo lo que esto implica. Lógicamente esa clave pública, está relacionada con otra clave privada, la cual por motivos que saltan a la vista no os pondré por aquí. (no tengo ganas de que nadie se apropie de todas mis ganancias) 😉

 

Fig.5 Clave pública y privada del minero

 

En la segunda linea del Script simplemente se invoca al minero, y en las sucesivas creamos las variables que posteriormente se imprimirán por pantalla para que los usuarios puedan ver el número de Hashes/segundo que están generando. En este Script también se puede insertar una nueva variable que sería la potencia de minado, es decir, si no queremos que el PC del visitante de nuestra web se “cuelgue” cada vez que se ponga a minar, lo recomendable es bajar la potencia de minado de entre 70% al 60% de potencia del CPU, de este modo, el CPU no estará al 100% y el usuario no notará que su dispositivo se ralentiza a visitar según que páginas web.

 

Fig.6 Minero operativo

 

Ahora que ya sabéis como implementar un minero de este tipo en vuestras páginas web, eso sí, siempre avisando a vuestros usuarios de lo que estáis haciendo. Vamos a pasar a la parte dispositiva de todo este asunto, o lo que es lo mismo, “los cuartos”. La pregunta que todo el mundo me hace: ¿Merece la pena montar un minero en una página web?, la respuesta como buen gallego que soy, es: depende, y depende por que no solo hay que tener en cuenta la variable de beneficios obtenidos, una variable muy importante en estos casos, es el número de visitantes que van abandonar la web al detectar que se están usando sus equipos para minar criptomonedas. De poco sirve tener un sistema de minado web muy desarrollado, si luego no tenemos usuarios para que realicen la tarea de minado, es como tener un mina llena de oro, pero no disponer de mineros que estén dispuestos a meterse en la mina con sus picos y palas para ponerse a minar para nosotros. Aclarado este primer punto, os voy a contar, ahora en serio, los beneficios reales que he obtenido con todo ese asunto.

 

Fig.7 Estadística de uso del minero de GLIDER.es

 

El minero de GLIDER.es lo cree el día 17 de Diciembre de 2017, hoy estamos a martes, 13 de Febrero de 2018, ya sé que estáis pensando en el día que es hoy… si, víspera de San Valentin 😉 . En total el minero estuvo operativo 50 días. En estos 50 días, logré moverme en una media de 50 hashes/segundo, es decir, al menos un equipo (pc o teléfono) estuvo minando en todo momento durante estos 50 días. Para ser mas exactos, en estos 50 días, logré generar 188 millones de hashes, mejor dicho, los visitantes de GLIDER.es que accedieron al Apartado de Minería Web, generaron 188.000.000 hashes de Monero para mi.

Antes de que os emocionéis pensando que me he “montado en el dólar” con todo esto, es importante señalar que ahora mismo el millón de hashes de Monero se paga a 0.00003372 XMR (Monero), es decir 1.000.000 hashes = 0.00003372 XMR, o lo que es lo mismo, teniendo en cuenta que el valor actual de 1 Monero es de 190€, llegamos a la conclusión que: 1.000.000 hashes de Monero valen: 0.0064€, así es, un millón de hashes de Monero no llega al céntimo de Euro. Volviendo a mis ganancias, si os he dicho que durante 50 días de minado, obtuve una media unos 50 hashes/segundo, es decir, 188.000.000 hashes y cada millón de hashes se paga a 0.0064€, mis ganancias en estos últimos 50 días ascienden a: 1,90€. Todo este trabajo para no llegar ni a conseguir 2 Euros. Pero no se queda aquí la cosa, lógicamente CoinHive no opera gratis, ya que se lleva una comisión del 30% de todo lo que yo gane, así que de estos 1,90€, le tendré que dar 0,50€ a CoinHive. Además de esos 1,40€ que me quedan, tendré que descontar la comisión que me cobrará el Exchange, para cambiar de Moneros a Euros, obligatoriamente tengo que hacer uso de un cambiador de monedas (Exchange) y este también se llevará su comisión. Finalmente no hay que olvidar lo que ya me comentó Jorge Ordovás @joobid y también Felix Brezo @febrezo, al estar obteniendo unos beneficios, debería darme de alta y pagar los correspondientes impuestos, es decir, en España sería el Impuesto sobre Actividades Económicas, lo que no me dice Jorge, es el epígrafe concreto en el que me tendría que dar de alta, después de mucho buscar, creo que el epigrafe idóneo sería el 151.3, que habla de: PRODUCCIÓN DE ENERGÍA ELECTRONUCLEAR, o quizás mejor el epígrafe 239 que habla sobre: EXTRACCIÓN DE OTROS MINERALES NO METÁLICOS NI ENERGÉTICOS ¿Como lo veis? 😉 En todo caso, que tendré suerte si al final me quedo con 1,10€ de todo lo obtenido. Pero no todo es tan malo, hay que pensar en positivo, en muchos sitios por 1,10€ te sirven un rico café con leche en taza!.

Salu2

¿Te ha gustado este artículo? Si quieres, puedes ayudarme a escribir el siguiente artículo de GLIDER invitándome a un café a través de mi perfil en Ko-fi.com

 

Pulsa Aquí para invitarme a un café con hielo.

  Salu2.

Manuel Guerra

Manuel Guerra

Mi nombre es Manuel Guerra. Investigador especializado en: [eCrime] | [Forensic] && [Hacking]. Editor de GLIDER.es

Navegación de la entrada


Comentarios

  • fiuxy

    Este artículo es genial, voy a compartirlo en Facebook 🙂

  • Chat

    Gracias por la información, hacéis un trabajo excelente. Gracias!!!

  • Iago_0M

    Los mineros Deberán darse de alta en el Impuesto de Actividades Econónicas (IAE) en el epígrafe 831.9 de la sección 1.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puede usar las siguientes etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>